Assign modules on offcanvas module position to make them visible in the sidebar.

Main Menu

 Iberluz distribucion / Patrocinador oficial del Festival Canarias Rock 2019

                                                                                    

   

Utiliza la energía de forma eficiente e inteligente y ahorra en tus facturas de luz y gas cuidando del medio ambiente.

El ahorro energético sera el compromiso de la cuidadanía consiente y preocupada por la calidad de vida puede hacer para reducir los impactos del usos de la energía y de esta manera ganar tiempo para introducir energías limpias que reemplacen a las actuales.

  • Al poner la lavadora, usa programas a temperatura moderada, ya que el 90% de la energía es para calentar el agua. Una colada a 30ºC en lugar de 60ºC reduce el gasto energético a la mitad.
  • Si utilizas al máximo la capacidad de tu lavadora y secadora, reduces el consumo de energía y alargas la vida del electrodoméstico.
  • Si compras una lavadora nueva, elige modelos eficientes y ecológicos de clase A, permiten ahorrar más del 45% respecto de los de clase D.
  • Un centrifugado de la lavadora a 1.200 revoluciones, en vez de a 700, reduce el consumo de la secadora en un 20%.
  • Para ahorrar energía, elije ordenadores e impresoras con sistemas de ahorro de energía.
  • Pon en funcionamiento la lavadora y el lavavajillas cuando estén a carga completa.
  • Las lavadoras termoeficientes reducen un 25% el tiempo de lavado y se ahorra energía.
  • Las lavadoras con programas de media carga reducen el consumo de forma apreciable.
  • Al cocinar, aprovecha el calor residual, apagando la placa de la cocina unos 5 minutos antes de retirar el recipiente (3 minutos en vitrocerámicas).
  • Elige un recipiente de diámetro ligeramente mayor que la zona de cocción y con fondo difusor de calor (salvo para cocinas de inducción), supone un ahorro en la energía consumida para cocinar del 20%.
  • Utiliza siempre que puedas ollas a presión. Consumen menos energía y ahorran mucho tiempo.
  • Regula la temperatura del frigorífico y congelador según las instrucciones del fabricante (por cada grado más de frío, el consumo de energía aumenta un 5%).
  • Instala el frigorífico y congelador lo más lejos posible de los focos de calor (sol, horno, radiadores, etc.).
  • No introduzcas nunca alimentos calientes en el frigorífico o en el congelador. Dejándolos enfriar fuera, ahorrarás energía.
  • Mantén las puertas del frigorífico y congelador abiertas el menor tiempo posible y comprueba que cierran correctamente. Procura que la pared trasera del frigorífico, esté bien limpia y ventilada.
  • Instala interruptores divididos para encender solamente las luces que sean necesarias.
  • En la medida de tus necesidades, sustituye tus bombillas tradicionales por lámparas led que pueden ahorrar más del 80% de energía eléctrica durante todo el tiempo de funcionamiento y, si son de calidad, duran más de 10.000 horas.
  • Si instalas termostatos y válvulas termostáticas en los radiadores, regulas la temperatura según tus necesidades y aumentas el ahorro. Una opción interesante es la instalación de termostatos inteligentes, que te permitirán programar tu calefacción estés donde estés, como el que te ofrecemos con el servicio Hogar Inteligente.Durante el día sube las persianas. El sol proporcionará a tu hogar luz y calor gratis. Al anochecer, cierra las cortinas y baja las persianas. Reducirás la pérdida de calor.
  • Desconecta el aire acondicionado cuando no haya nadie en casa o en la habitación que está refrigerando: pocos minutos son suficientes para obtener el frío deseado.
  • Instala un termostato si tu aparato de aire acondicionado no lo tiene incorporado, o si no proporciona información precisa respecto a los grados de temperatura: te permitirá ahorrar energía y mejorar tu bienestar.
  • Instala el termostato del acondicionador lo más lejos posible de las fuentes de calor (el sol, lámparas, etc.).
  • Una temperatura de 26ºC es confortable, nuestro cuerpo no necesita una temperatura más baja para experimentar una sensación de comodidad. Por cada grado menos de temperatura, el consumo de energía en aire acondicionado aumenta entre un 4 y un 6%.